Obras Publicadas

LAS ESCUELAS PENALES

Para entender al Derecho Penal hay que penetrar en su ser, en su esencia; el único camino que nos conduce hacia allá, es el de la Filosofía que, en materia penal, se expresa a través de sus diversas escuelas. Ellas han descubierto y nos han enseñado, por ejemplo: la etiología del delito, sus elementos, su desarrollo y el impacto que produce en la sociedad. También, quién es el sujeto del delito y cuándo y en qué condiciones se le debe atribuir responsabilidad e imponerle una pena o una medida de seguridad. La fundamentación de la pena también responde a una determinada orientación filosófica.

No debemos olvidar que la tarea fundamental de la Filosofía es la búsqueda, la adquisición, la posesión de un saber válido universalmente, la organización racional de ese saber y su uso para beneficio humano.

Ese saber es producto del pensar profundo fraguado en cada escuela penal y expuesto en un lenguaje preciso y altamente especializado. No debemos olvidar que el lenguaje es la herramienta fundamental e imprescindible del Derecho, a través de él se hace ostensible públicamente. Sin el lenguaje sería imposible el Derecho y sin éste no existiría armonía en las relaciones sociales; la paz sería una utopía; la libertad, la seguridad y la tranquilidad individual y social, bienes inaccesibles.

Disponible en formato libro electrónico